06/10/2019

ESTADOS UNIDOS GANO EL CAMPEONATO MUNDIAL DE ATLETISMO

ESTADOS UNIDOS GANO EL CAMPEONATO MUNDIAL DE ATLETISMOEl estadio Khalifa presentó la mejor entrada de todas las jornadas con más de 40.000 personas. Las pruebas de mediofondo y fondo fueron las más aclamadas estos días y con la final del 10000, las numerosas colonias africanas residentes en Doha hicieron acto de presencia. El ruido era ensordecedor y los cánticos iban por nacionalidades: primero los kenyanos, ahora los etíopes. Los ugandeses también fueron muy efusivos y se llevaron el premio final.
Kenya logró su quinto título mundial en 1500 metros, su medalla número 12 en esta prueba, con una exhibición de Timothy Cheruiyot con 3:29.26. No tuvo rival ni oposición. Nada más sonar el disparo de salida, corrió tanto (primeros 400 metros en 55.01) que rápidamente se quedó solo al frente de la carrera. Únicamente su compatriota Ronald Kwemoi se aventuró a seguir su ritmo suicida hasta que reventó (terminó séptimo). Su dominio fue tan grande que venció con el mayor margen (más de dos segundos) de la historia de los mundiales superando la gesta de Noureddine Morceli ante Deresse Mekonnen en Tokyo 1991. La medalla de plata fue para el argelino Taoufik Makhloufi con 3:31.38 y el bronce para el polaco Marcin Lewandowski con 3:31.46. La marca de Cheruiyot en Doha fue la tercera mejor que se ha hecho nunca en este campeonato desbancando al español Reyes Estevez (3:30.57). Se esperaba mucho de Jakob Ingebrigtsen después de maravillar al mundo con su doblete europeo en 1500 y 5000 en Berlín 2018. El noruego de 19 años, que aspiraba a ser el medallista más joven de la historia de esta prueba, se tuvo que conformar con una cuarta posición (3:31.70) que celebró con gestos de resignación. La medalla se le escapó por un suspiro, pero al lado tenía a Lewandowski, zorro viejo (31 años) que lo superó en el sprint final.
Joshua Cheptegei arruinó la fiesta que los etíopes tenían planeada para los 10 mil metros y le dio el triunfo a Uganda con un duro sprint final ante Yomif Kejelcha, pupilo de Alberto Salazar, para parar el crono 26:48.36, la segunda mejor marca de ls historia de los mundiales. La medalla de bronce fue para el kenyano Rhonex Kipruto, que se mostró muy activo durante toda la carrera y protagonizó los principales cambios de ritmo, con un tiempo de 26:50.32. Los seis primeros clasificados bajaron de la barrera de los 27 minutos, haciendo de esta carrera una de las más rápidas de los mundiales. El 10 mil es la prueba más especial para los etíopes, donde acumulan 18 medallas, nueve oros, gracias a los dominios que infligieron en su día Haile Gebrselassie, entre 1993 y 1999, y Kenenisa Bekele, entre 2003 y 2009. Esta vez, cuando venían con sus tres atletas entre los cuatro mejores del año, se tuvieron que conformar con la plata de Kejelcha. Hagos Gebrhiwet era el gran favorito para hacerse con el oro pero pinchó de forma sorprendente a falta de dos vueltas y se quedó tan cortado que fue cediendo posiciones hasta llegar noveno a más de veinte segundos del vencedor.
El granadino Anderson Peters remató su gran año de gloria con el título mundial de jabalina después de haber sido campeón panamericano en Lima, con sólo 21 años. Un lanzamiento de 86.89 metros en la cuarta ronda le dio la victoria sobre los favoritos, el estonio Magnus Kirt (86.21), que terminó lesionado, y el alemán Johannes Vetter (85.37). No estaban ni el campeón olímpico, Thomas Rohler, ni Andreas Hofmann (tercero de la lista mundial del año), pero Alemania pujó fuerte por el oro con Vetter, segundo en el ránking del año con 90.03 y primero en la ronda de clasificación con 89.35. Magnus Kirt partió como favorito con su marca de 90.61 metros este año y estubo en cabeza hasta el cuarto turno. En el quinto, en su afán por recuperar el primer puesto, se lesionó y no pudo realizar el último.
La alemana Milaika Mihambo, de 25 años voló más que nadie para llevarse la medalla de oro en largo con 7.30 metros, la tercera mejor marca de la historia de los mundiales. La plata fue para la ucraniana Maryna Bekh-Romanchuk con 6.92 y el bronce para la nigeriana Ese Brume con 6.91. La alemana, hija de un tanzano y una alemana y licenciada en Ciencias Políticas, llegó a la cita mundialista como la líder indiscutible del año con una marca de 7.16 metros lograda en el campeonato nacional y con nueve victorias de nueve competiciones disputadas, incluyendo el diamante de la Diamond League en Bruselas. “Sé que valgo, por lo menos 7.20 y voy a tratarlo de hacer en Doha” avisó la joven antes de afrontar el Mundial. Empezó algo tímida el concurso con un salto de 6.52, en séptima posición. El siguiente salto fue nulo, pero no se desesperó y en el tercero saltó 7.30 que le dió el oro. De esta forma, Mihambo igualó la gesta de su compatriota Heike Drechsler, ser campeona del mundo y de europa.
En la final de 100 metros con vallas, la estadounidense Nia Ali, dos veces campeona mundial bajo techo, se coronó por vez primera al aire libre con la mejor marca de su vida (12.34), su primera medalla desde que fue madre por segunda vez. Su compatriota Kendra Harrison, plusmarquista mundial, y la jamaiquina Danielle Williams, que partían como favoritas, fueron segunda y tercera con marcas de 12.46 y 12.47 a pesar de que salieron mejor de taco que la campeona.
Estados Unidos se alzó con las dos últimas medallas de oro que entregaron los Mundiales al dominar los dos relevos 4x400 metros con igual superioridad en varones y en mujeres. Fred Kerley fue el más rápido en la primera posta y Estados Unidos, que alineó después a Michael Cherry, Wilbert London y Rai Bejmain, nunca abandonó la punta, pese a que Jamaica se acercó mucho en la tercera. El equipo norteamericano venció con 2:56.69, por delante de los jamaiquinos (2:57.90) y de Bélgica (2:58.78), que con el experimentado Kevin Borlee en el remate mantuvo a raya al colombiano Anthony Zambrano -subcampeón individual-, que acabó cuarto con 2:59.50, nuevo récord nacional, batiendo al campeón anterior, Trinidad y Tobago.
Estados Unidos, que había ganado cinco de los seis últimos títulos en el relevo largo femenino, logró uno más sin necesidad de alinear a Allyson Felix, con una gran demostración del cuarteto formado por Phyllis Francis, Sydney McLaughlin, Dalilah Muhammad -campeona de 400 vallas con récord mundial- y Wadeline Jonathas, que ganó con 3:18.92. Casi tres segundos después arribó a meta la última relevista polaca, Justyna Swiety-Ersetic, marcando un nuevo récord nacional (3:21.89), y Jamaica, campeona en Beijing 2015, llegó tercera con 3:22.37 pero minutos después fue descalificada. El bronce pasó a Gran Bretaña con 3:23.02.
Estados Unidos ganó, una vez más, los Campeonatos Mundiales de Atletismo, al sumar 29 medallas (14 de oro, 11 de plata y 4 de bronce. En segundo lugar quedó Kenya (5 de oro, 2 de plata y 4 de bronce); mientras que Jamaica fue tercera con 4 preseas doradas, 4 plateadas y 4 bronceadas.
ESTADOS UNIDOS GANO EL CAMPEONATO MUNDIAL DE ATLETISMO
Por Edgardo Fontana (Revista del Atletismo Argentino)
Esta noticia fue leída: 574 veces






ROSARIOLINKS - Directorio y buscador de Rosario