04/10/2019

QUINTA JORNADA DE LOS MUNDIALES DE ATLETISMO

QUINTA JORNADA DE LOS MUNDIALES DE ATLETISMOEstados Unidos confirmó hoy en Doha que se encamina a ganar nuevamente los Campeonatos Mundiales de Atletismo, al sumar tres nuevos títulos con lo cual, al cumplirse la quinta jornada, acumula 16 medallas (7 de oro, 7 de plata y 2 de bronce). Hoy, los norteamericanos sumaron el primer oro a través de Sam Kendricks, teniente primero de la armada, que revalidó su título de campeón del mundo logrado en Londres 2017 tras superar a la joven estrella emergente -ya toda una realidad- el sueco Armand Duplantis. Ambos se quedaron con el listón en 5.97 pero Sam fue el único que franqueó el 5.92 a la primera. El norteamericano venía en el mejor momento de forma de su vida con un salto de 6.06 bajo el brazo, récord continental y mejor marca mundial de los últimos 26 años (Sergey Bubka hizo 6.14 en 1994). La medalla de bronce fue para el polaco Piotr Lisek con 5.87 metros.
Donavan Brazier, quien unas horas antes se quedó sin entrenador -Alberto Salazar fue sancionado cuatro años por dopaje- le dió a Estados Unidos su primer título mundial de 800 metros, gracias a una exhibición escandalosa. Su tiempo de 1:42.34 es la mejor marca que se haya hecho nunca en un Mundial. La medalla de plata fue para el bosnio Amel Tuka con 1:43.47 y el bronce para el kenyano Ferguson Rotich con 1:43.82. El puertorriqueño Wesley Vázquez lanzó la carrera desde el principio con un ritmo muy rápido. el 400 se pasó en 48.99 y los últimos 200 Brazier sacó todo lo que tenía para barrer sin piedad a sus rivales y ganar con el mejor crono de siempre en estos campeonatos.
El estadounidense Noah Lyles cumplió el pronóstico y se proclamó por primera vez campeón mundial de 200 metros, aunque sin el brillo que se le suponía a un hombre que este año ha llegado a correr en 19.50. Tomó la cabeza tras la curva, pero sufrió hasta el final y pareció llegar apurado hasta marcar un crono de 19.83, digno de la era ‘Pre Usain Bolt’, con el que superó al canadiense Andre de Grasse (19.95), que ya fue tercero en la final de 100, y al ecuatoriano Alex Quiñónez (19.98), que completó el podio. El campeón hace dos años en Londres 2017, el turco Tamil Guliyev, acabó quinto en una final con discreto nivel de marcas aunque a priori parecía albergar más talento que la final de 100.
Y en la última final del día, la australiana Kelsey-Lee Barber derrotó con su último lanzamiento, de 66.56 metros, a las favoritas chinas Shiying Liu y Huihui Lyu en jabalina. Lyu llegó a Doha invicta en sus doce últimas competiciones, incluida la final de la Diamond League, y después de haber elevado tres veces su récord de Asia hasta dejarlo en 67.98, pero esta vez sólo pudo ser tercera. Barber, que esta temporada ha mejorado su récord personal en más de tres metros (empezó con 64.57 y acabó con 67.70), tuvo acompañamiento chino en el podio. Liu se llevó la plata con 65.88, su mejor lanzamiento del año, y Lyu el bronce con 65.49.
QUINTA JORNADA DE LOS MUNDIALES DE ATLETISMO
Por Edgardo Fontana (Revista Atletismo Argentino)
Esta noticia fue leída: 109 veces






ROSARIOLINKS - Directorio y buscador de Rosario