12/08/2018

CUANDO EL DESINFORMAR ES PELIGROSO

CUANDO EL DESINFORMAR ES PELIGROSOPor: Alejandro Maldonado Casamajor
El título: “Los nenes más rápidos del mundo: records de los más chicos en los 21K”, me llamó la atención, primero pensé debe ser un error o quizás están hablando de chicos entre los 18-20 años, por ende la curiosidad me llevó a leer la nota y el llamado de atención mutó rápidamente en preocupación al encontrarme con el siguiente párrafo: “…Un día más tarde, el 13 de noviembre, Caleb Barnes, de 9 años, corrió el medio maratón de Cambridge, Massachusetts, en 1h34min44seg, bajando el récord de su edad que estaba en manos de Liam Ballard. Sin embargo, la familia de Barnes no notificó a la Asociación de Estadísticas de Carreras de Calle porque, en palabras de su madre, prefieren cultivar el amor de Caleb por el running y no tanto sus resultados. Por este motivo, el tiempo de Ballard sigue siendo el récord oficial. Son muchos los niños y niñas que han ido bajando los récords año tras año.”
Soy muy crítico con mi tarea y con el periodismo en general, en el último tiempo he notado una tendencia en donde algunos periodistas se mueren por ser los protagonistas de la historia, algo que “Divididos” definió muy bien en la letra de “Paraguay”, cuando dice: “el periodista que se muere por tocar”, entonces hacen pretemporadas en la altura, van a campamentos en centros de alto rendimiento de ciertas marcas deportivas que los “sponsorean”, y viven relatando las experiencias en primera persona, buscan y crean fantasmas y enemigos, dioses y héroes, para quedar bien vaya uno a saber con quién, perdiendo algunas (muchas) veces la objetividad.

Como dije antes soy crítico con mi tarea de informar, lo que me llevo a tratar de echar un poco de luz sobre un tema que puede ser peligroso, como lo es llevar a chicos que están en edad de desarrollo formativo al esfuerzo de cubrir los 21.197 metros, por tal motivo recurrí a los distintos entrenadores de nuestro país, alguno de ellos integrantes del cuerpo técnico de la CADA, para que me dieran sus puntos de vista y así poder dar los argumentos correctos en un asunto muy delicado.

“Los chicos de 6 a 12 años están en la fase sensible de la coordinación y de la motricidad, los trabajos cíclicos como lo son las pruebas de resistencia no son motrices complejos, lo cual estaríamos desperdiciando tiempo valioso para desarrollar otras capacidades. Por otro lado no están preparados para el desarrollo de la resistencia, porque su estructura muscular no está desarrollada y al no estarlo no tienen fuerza porque aún no comenzó el despegue hormonal, por lo que podríamos caer en problemas de varios tipos, el más importante la cantidad de impactos que hacen contra el piso, cuando sus pies no están preparados muscular y estructuralmente para poder resistir tantos impactos, por lo que podría traer consecuencias a largo plazo, eso si hablamos de chicos como por ejemplo los argentinos. Pero si hablamos de chicos que crecieron y viven descalzos, que tienen fuerza en las plantas de los pies, como por ejemplo los keniatas, allí la situación cambia porque además juegan otros factores como la altura y la composición genética”, fue la respuesta contundente del Profesor Daniel Díaz.

Similares respuestas encontré en otros entrenadores consultados como Luis Migueles, Mauro Cabrera, Ezequiel Monín, Leandro Ghelfi, Carlos Migueltorena y Emiliano Garufi, donde todos hicieron hincapié en que a esa edad los chicos deben acercarse al atletismo mediante situaciones más similares a juegos que a competencias en sí, probando desde la velocidad hasta los lanzamiento para desarrollar las distintas habilidades en esta etapa de sus vidas.

Pero como además soy un inconformista, fui al estamento madre de este deporte, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo o simplemente la IAAF, para saber cuál es su postura o recomendación en los cursos de entrenadores Nivel I, donde prepara a los futuros entrenadores en el Mini Atletismo y la etapa que va desde los 13 a los 15 años, y allí encontré algo por demás interesante, que les contaré a continuación.

La IAAF dice que el MINIATLETISMO tiene la intención de provocar excitación jugando al Atletismo. Nuevos eventos y una organización innovadora permitirá a los niños descubrir actividades básicas: carreras de velocidad, carreras de resistencia, saltos, lanzamientos en cualquier sitio (estadio, patio de juegos, gimnasio, etc.).

Y plantea para estos los siguientes objetivos de organización: Que un gran número de niños pueda estar activo al mismo tiempo; que se experimenten las formas de movimientos variadas y básicas; que no sólo los niños más fuertes y veloces hagan una contribución para un buen resultado; que las demandas de habilidad varíen según la edad y el requisito de coordinación de las destrezas; que se infunda en el programa un signo de aventura, ofreciendo un enfoque del Atletismo adecuado a los niños; que la estructura y puntaje de los eventos sea sencilla y basada en el orden de posición de los equipos; que se requieran pocos asistentes y jueces; y que se ofrezca el atletismo como un evento de equipos mixtos (niños y niñas juntos).

Mientras que los objetivos de contenido en dichos eventos son: Promoción de la salud; Interacción social; y Carácter de aventura.

Y los diferencia en tres Grupos de acuerdo a las edades: los mismos son Grupo I: niños de 7 y 8 años; Grupo II: niños de 9 y 10 años; y el Grupo III: niños de 11 y 12 años. Dichos grupos tienen en el marco de las pruebas de resistencia los siguientes límites: Carrera de Resistencia de 8’ (Grupo I y Grupo II); Carrera de Resistencia Progresiva (Grupo II) y Carrera de Resistencia de 1000m (Grupo III).

Como vemos el ente máximo que rige al atletismo no recomienda que los más pequeños sean expuestos a semejantes esfuerzos como lo es competir en una prueba de Media Maratón.

Así que si usted que está leyendo esta nota es un corredor aficionado y tiene un hijo o hija entre los 6 y los 12 años; y quiere que empiece su camino en el atletismo, acérquelo a una pista o hable con algún profesor de su ciudad y que comience como un juego, que disfrute, desarrolle sus habilidades y sobre todo haga amistades, olvídese de esa nota que habla de pequeños maratonistas que baten records, es un peligroso error en la era de la (Des)información.
Fuente: face Julio Marconi
Esta noticia fue leída: 5310 veces






ROSARIOLINKS - Directorio y buscador de Rosario